Ritual para que un vecino deje de molestarte

Ritual para que un vecino deje de molestarte

Son muchas las personas que me llaman contándome los problemas que tienen con algún vecino. Piensas para ti mismo ¿Por qué no se va ya? ¿Por qué no se muda? Ojalá… Si tu también te has visto en esa situación, este Ritual para que un vecino deje de molestarte te ayudará.

Pues tengo la solución para eso, en este post he querido daros la solución a muchos de vosotros. Aunque a las personas que me llaman, les suelo hacer una personal para su propio problema, a los demás también os quiero ayudar.

Os voy a contar un ritual un poco más genérico, pero también muy efectivo. Además, es muy sencillo, con unos simples materiales y el procedimiento adecuado conseguiréis que el vecino molesto os deje tranquilos de una vez.

Materiales para Ritual para que un vecino deje de molestarte

  • Pimienta negra
  • Sal gorda
  • cuenco
  • Hojas de naranjo

Una vez tengamos todos los ingredientes de este Ritual para que un vecino deje de molestarte, lo primero que tenemos que hacer es picar la pimienta negra. Debemos picarla muy bien, que se quede casi en polvo. Una vez la tengamos molida, la introducimos en el cuenco. El cuenco debe ser de cristal transparente, que se puede ver lo que tenemos dentro.

Ahora comenzaremos con la sal, la sal debe de ser gorda para que tenga el efecto que necesitamos. Deberás reunir una pizca, unos cinco o seis granitos, más o menos, no importa si caen más o si caen menos. La añadiremos también al cuenco de cristal.

Necesitamos dos hojas de naranjo, que tendremos que partir cada una por la mitad para que se impregne el olor en la anterior mezcla.

Primero partimos una, y mientras la echamos en el cuenco decimos, “Adiós vecino molesto” y mientras echamos la segunda hoja, partida por la mitad, tendremos que decir “No vuelvas a molestar, vecino”

Mezclamos bien todos los ingredientes que tenemos en el cuenco de cristal y los dejamos debajo del felpudo de nuestro vecino (el que nos molesta). Obviamente dejamos solo el contenido del cuenco de cristal. Si no tiene felpudo, o no tienes acceso a él, podremos dejar la mezcla en la puerta de su casa.

Verás como el vecino molesto no te vuelve a molestar ¡¡jamás!!

saber si hay energia negativa en casa

¿Cómo saber si hay energía negativa en casa?

Muchos de los que me llamáis me comentáis que no notáis un buen ambiente en casa, una buena energía. Hay momentos en que os notáis como extraños e incluso ocurren cosas extrañas. Si quieres saber si hay energia negativa en casa es el momento de que leas lo que te cuento en este ritual.

No os asustéis, no significa que vuestra casa esta poseída ni nada de eso. Puede ser por unas malas energías o porque alguien, ya sea un enemigo, un vecino con el que no te llevas bien o incluso un ex, ha realizado algún ritual para que no os encontréis cómodos en vuestra propia casa.

Es fácil recuperar la buena energía a tu hogar. Pero para antes saber si estáis bajo ese ritual o esas malas energías debéis comprobar si realmente estáis sufriendo eso.

Por eso escribo este post, para que puedas saber si hay energía negativa en casa o no.

Los materiales que vamos a utilizar, tienen propiedades limpiadoras y son muy sencillos de conseguir ya que normalmente los tenemos en casa.

Materiales para saber si hay energia negativa en casa

  • Limón
  • Sal
  • Pimienta
  • Palto de color blanco

Lo primero que debemos hacer es limpiar bien el plato de color blanco. No debe contener ningún resto de alimento, ni si quiera de polvo.

Sobre el plato de color blanco, limpio, colocaremos un puñado de sal (si es de grano gordo mejor). Con el dedo índice de tu mano derecha deberás dibujar un triángulo equilátero.

Corta el limón en cuatro partes. Una vez las tengas partidas deberás colocarlas encima de la sal, sobre el plato.

A continuación, deberás reunir 11 granos de pimienta, por lo que la pimienta deberá de ser en granos. Colocarás cuatro granos entre los gajos del limón y los siete restantes en el centro del limón.

Una vez tengas el plato preparado, lo colocaras en el suelo de tu casa. Normalmente se coloca en el suelo de la habitación donde pases más tiempo, ya sea el salón o la cocina, según cada persona.

Es importante que lo coloques en un sitio donde nadie lo pueda pisar o tocar. Una vez que ya has elegido el sitio deberás colocar el plato de manera que cada uno de los gajos señalen los cuatro puntos cardinales. Norte, sur, este y oeste. Deja el plato en ese lugar durante 5 días.

Una vez pasados los tres días debes fijarte en el limón y la sal, si se han puesto oscuros o le sale moho, significa que tienes energía negativa. En ese caso puedes repetir el ritual ya que también ayudará a quitar esa energía negativa.

Si no sale ningún tipo de mancha, el limón, la sal y la pimienta están intactos, significará que la energía de tu casa esta perfecta.

Espero que os sirva amigas.

Ritual para proteger a tu bebe

Ritual para proteger a tu bebe

Es normal que te preocupes por tus hijos, y más cuando está recién nacido, lo ves débil y muy dependiente de ti. Es así, y por eso nacieron hace siglos estos rituales de protección para tu bebé.  Te presento este ritual para proteger a tu bebe que es muy sencillo de llevar a cabo.

El ritual que os voy a explicar a continuación, me lo enseñaron mis ante pasados. Es un ritual que se lleva haciendo durante siglos… y si se sigue haciendo es porque funciona.

Os lo recomiendo, ya que nunca viene mal hacer “algo más” por la protección de tus hijos, de tus bebes, de eso seres diminutos que te dan la vida. Los materiales que vamos a utilizar para este ritual de protección para tu bebé/ hijo son faciles conseguir.

Materiales ritual para proteger a tu bebe

  • Incienso canela
  • un lazo de color rojo
  • un vaso de agua templado
  • música de ambiente
  • por último, una cruz de madera

Pasos ritual para proteger a tu bebe

Lo primero que debemos de hacer para realizar este ritual para proteger a tu bebe es dirigirnos a la habitación de nuestro bebé o la que en un futuro va a ser para nuestro hijo, por en la cama o cuna la cruz de madera con el lazo de color rojo atado a la cruz.

Una vez hayas colocado la cruz con el lazo atado, deberás quemar el incienso de canela, dejando que el aroma llene la habitación. Así conseguimos que todas las energías negativas se eliminen.

Coloca el vaso de agua templada en la mesita de noche cuando tu bebé se vaya a dormir y ponle la música de ambiente que sea relajante mientras lo acuestas.

Cuando ya lo hayas acostado podrás quitar la música, pero el vaso de agua templado deberá quedarse toda la noche en la mesita de noche.

A la mañana siguiente podrás retirar el vaso y limpiarlo. Con estos sencillos pasos tu bebé estará protegido.

Podrás repetir el ritual todas las veces que quieras.

Confía en la magia, lleva siglos con nosotros.